Nosotros /

Para conocernos

La Parroquia

Parroquia.
Los laicos son la inmensa mayoría de la Iglesia, más del 90% de la Iglesia. Pero solo una pequeña minoría es consciente de cuál es su vocación laical. La formación que posee es muy básica. En su vida civil es un experto en la profesión que realiza. Tiene la formación adecuada para ello. En cualquiera de los ámbitos (vida profesional, laboral, familiar, política…) se siente gente formada o capacitada. Llega a la Iglesia y es como un niño, niño con una formación propia de una catequesis infantil. ¿Cómo se entiende eso? Alguien muy formado, muy capacitado para todas las situaciones, para el resto de sus actividades, y sin embargo en cuestiones de fe carece de formación básica.
El laico ve que se apela a la tarea que debe emprender de anunciar y hacer presente el Evangelio en medio del mundo.
En la dura tarea de construir la comunidad que todos queremos es imprescindible fortalecer los diversos puntos de vista que aportan distintas maneras de pensar y actuar, fortalecida con la fe en Jesucristo sirve para dar forma a los Grupos Parroquiales.
Por ello aquí te contamos cuantos, quienes y cómo son los grupos que hacen de nuestra parroquia una gran familia pastoral y de encuentro.

Nuestra misión

Mision.
La Iglesia, como comunidad de amor está llamada a reflejar la gloria de Dios que es comunión, para atraer a las personas y a los pueblos hacia Cristo: la misión de la Parroquia La Fe, como célula viva de la Iglesia, es ayudar a la humanización de los fieles interpelándolos con la Palabra de Dios y los sacramentos en conciencia y libertad, propiciando un encuentro vivo con Jesús, frente a los hermanos reunidos en su nombre.
Formar en el amor fraterno para el servicio a los hermanos en eclesía auténticas o pequeñas comunidades, para propiciar en todos los fieles una vida de comunidad en comunión con Jesús, luz, verdad y vida; en el amor el servicio y la solidaridad con el hermano necesitado.
Hacer de todos sus fieles discípulos misionero de Jesús, constituyendo la Parroquia en "Una Parroquia Red de Pequeñas Comunidades" que lleven el evangelio a otros hermanos separados o no cristianos, cumpliendo así la voluntad de Jesús: "Vayan y hagan discípulos míos a todos los hombres en todos lo pueblos".

¿Por qué...?

¿Por qué...?.
Recordemos una vez más que la misión de toda la Iglesia es la evangelización: "evangelizar constituye, en efecto, la dicha y la vocación propia de la Iglesia, su vocación más profunda" (Evangelli nuntiandi-4). La Iglesia existe en función de la misión, no para sí misma. Esta misión evangelizadora es de todo el pueblo de Dios. "La vocación cristiana es, por su misma naturaleza, vocación al apostolado" (Apostolicam Actuositatem - 2). "A todos los cristianos se impone la gloriosa tarea de trabajar para que el mensaje divino de salvación sea conocido y aceptado en todas partes, por todos los hombres" (Apostolicam Actuositatem - 3).
El fundamento eclesial del compromiso apostólico de los laicos, no es ciertamente "el mandato" que les den los obispos, o sacerdotes. El apostolado laical tiene una base auténticamente sacramental: a saber, los sacramentos del Bautismo y la Confirmación. (cf. AA 3; LG 33). La misión de la Iglesia está confiada a la comunidad eclesial como tal, y no a un grupo de bautizados solamente.

Grupos eclesiales

Pastoral Familiar

Pastoral Familiar

Los documentos de la Iglesia hablan de la pastoral familiar como de una "dimensión esencial" de la evangelización. Está presente en cada una de nuestras acciones pastorales, porque todos tenermos una familia.
En torno a ella, se puede organizar toda la pastoral. La Pastoral familiar es la encargada de organizar a las familias para la etapa de evangelizar a cada uno de los miembros de ésta, desde los hijos a los padres.

Pastoral de la Salud

Pastoral de la Salud

La pastoral de la salud siempre ha formado parte de la vida de las comunidades eclesiales como lo confirman la multitud de iniciativas de servicio y atención a los enfermos que se han dado en la historia de la Iglesia. La acción de la Iglesia en el mundo de la salud, la pastoral de la salud, engloba todas las dimensiones de la vida de la iglesia: Evangelización y catequésis, celebración y liturgia y vida sacramental y atención, cuidado y acompañamiento de las personas.

Pastoral Catequética

Pastoral Catequética

La catequesis está estrechamente ligada a todo proceso evangelizador y le corresponde, ante todo, el momento de la enseñanza, íntimamente ligado al primer anuncio o kerygma, llamando a la conversión a Jesucristo.
Así dispone tanto a la recepción de los sacramentos como a la vida cristiana. La catequesis debe comprenderse como un proceso integral que abarca desde la infancia hasta la edad adulta. (Catechesi Tradendae n. 18).

Pastoral Juvenil

Pastoral Juvenil

Este grupo constituye el de mayor importancia en cuanto a formar chicos y chicas que se conviertan en personas de bien y se afiancen en el compromiso concreto con su grupo y su Iglesia parroquial. El animador apoya el proceso de crecimiento en la fe niños y jóvenes. Es un creyente en continuo proceso de reflexión y maduración, enviado a anunciar a Jesucristo y los valores del Evangelio, con unos medios eficaces, a unos destinatarios situados en una historia concreta.

Testimonios

"La salvación comienza con la apertura a algo que nos precede, a un don originario que afirma la vida y protege la existencia. Sólo abriéndonos a este origen y reconociéndolo, es posible ser transformados, dejando que la salvación obre en nosotros y haga fecunda la vida, llena de buenos frutos"
S.S. Francisco (Lumen Fidei)

S.S. Benedicto XVI

"Defender la vida y la familia en la sociedad, no es para nada retrógrado sino profético, ya que conlleva la promoción de valores que permitan el pleno desarrollo de la persona humana, creada a imagen y semejanza de Dios"
S.S. Benedicto XVI

Apostolicam Actuositatem

"El apostolado se ejerce en la fe, en la esperanza y en la caridad, que derrama el Espíritu Santo en los corazones de todos los miembros de la Iglesia. Más aún, el precepto de la caridad, que es el máximo mandamiento del Señor, urge a todos los cristianos a procurar la gloria de Dios por el advenimiento de su reino, y la vida eterna para todos los hombres: que conozcan al único Dios verdadero y a su enviado Jesucristo"
Decreto 'Apostolicam Actuositatem'

Obispo de la Diócesis de Canarias

"No deberíamos preguntarnos qué Iglesia queremos construir, ni buscar qué debemos hacer. Deberíamos buscar cómo construir la Iglesia que el Señor Jesús quiso y quiere, cómo podemos responder mejor a lo que Dios quiere hacer hoy."
D. Francisco Cases, Obispo de la Diócesis de Canarias (Encuentro Diocesano de Catequistas 2013)